SUGAR MAN

En estas recreaciones sin otro océano que el de la libertad ni otro rumbo que el de mis caprichos otoñales le toca hoy el turno al insólito caso de Sixto Rodríguez. Creo recordar que aún no le habían concedido el Óscar a Searching for Sugar Man cuando yo, en mi mundo imaginario (donde todo lo bueno y hermoso es posible y perenne), fui reclamado por una voz del mundo real (donde todo lo bueno y hermoso es posible pero caduco). Aún ajeno a la pantalla del televisor, seguramente cerrados los ojos todavía, me pareció que era José Feliciano el que cantaba. Pero no, era Rodríguez. Un Rodríguez recién salido de la nada o la desmemoria (son gemelas en el fondo) para mí. Después me enteré, claro, de que mi desconcierto tenía millones de hermanos.

Los enlaces precedentes le servirán a quien desee conocer tan asombrosa historia si la ignora en todo o en parte.

Para las personas menos curiosas o más perezosas o carentes de tiempo, aquí va un tráiler:

Para todos y todas, aquí va su canción más popular (y una de mis preferidas): Sugar Man (me cuenta una amiga políglota que no está muy bien subtitulada pero que se entiende de sobra; ella sabrá, digo yo, que me contento simplemente con escuchar y disfrutar).

Anuncios

7 comentarios sobre “SUGAR MAN

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s