LIBERTAD (ETC.4)

El 27 de mayo, Marcial Candioti, de nuevo premiado (ejemplar bloguero, media pampa argentina podría cubrir con los merecidos reconocimientos que ya ha recibido), volvió a acordarse de este brumoso blog incluso cuando luce el sol.

CHICO PREMIO GLORIA 19 MAYO 2016 img_3923-1Gracias, Marcial

—Ignoro si hoy luce el sol en Buenos Aires, Rogelio. Mira a ver qué ves.

—Veamos… Según lo que yo veo, jefe, hoy, en Buenos Aires… ¡Ya está!

—¡Cómo que ya está! ¡Qué información es esa, ciego!

—Que ya no veo, amo, que ya estoy, de repente, en modo invidente a tiempo parcial.

—Mira que es raro lo tuyo.

—Raro, raro.

Y el 1 de junio fue la dulce Irlanda quien también miró hacia acá desde el mismo allá de Marcial.

LIEBSTER AWARD DISCOVER NEW BLOGS SILVIA 30 05 16

Gracias, Irlanda

—¡Teo!

—¡Con la modelo estoy, señor José, y acuérdese de lo que cobra por cada minuto de su desnudez!

—¡Como no apruebes en septiembre…!

Miraré yo, qué remedio… Según el mapa este, hoy, en Buenos Aires… No, ya no hace el frío que hizo.

—¡Blanca!

—En la playa, jefe.

—¡Irina!

—Con ella en la playa, amo.

 El 3 de junio, la generosidad de Marcial Candioti me regaló un ordenador…

—Que no, jefe.

—Córcholis, qué bien ves hasta cuando no ves, ciego. Dices bien, no es una estrella fugaz, es…

—Piensa en los enamorados, amo, sé pío.

bloguero-con-buen-rollo

Ya hay constancia en este blog de que mi rollo no es fácil de desenrollar (y me remito al diálogo anterior y a las desconexiones precedentes, sin ir más lejos), pero gracias, Marcial.

El 27 de junio, un día después de mi sexagésimo primer cumpleaños, Velehay, alias Antonio Caro Escobar, me regaló una botella de anís de La Asturiana, su presencia siempre agrada, y…

—Que no, amo.

—Recórcholis, dices bien, ciego; no es un gigante, es un molino de viento. Qué ojos los tuyos, secretario primero mío.

The Miranda Sing Award

Gracias, Antonio

—¿Premiamos nosotros ahora, jefe?

—Venga, que no se diga que no salimos nunca a pasear de blog en blog.

Además de Canela y Miel, nuestros premiados son:

Mientras el Cielo Vuele

Luna despeinada (Paula)

Eco social… Ojo crítico

El vuelo de Aderyn

Ángela Stol

El blog de Fabio

Los errores de mi pluma

Icástico

Luz de Bohemia (y colaboradores)

Y tu blog (sí, sí, el tuyo, colega)

VUESTROS SON LOS CUATRO RECONOCIMIENTOS Y, DESDE MI LIBERTAD, LIBRES SOIS PARA HACER CON ELLOS LO QUE ESTIMÉIS OPORTUNO

LIBERTAD (ETC.3)

Me gusta asombrarme cuando me asombran y el 14 de mayo mucho me asombré en el hogar virtual de BY LUIS7. Era de noche y Luis estaba arrodillado ante tigres que no lo dejarán ser. Aunque eso no me asombró, ya lo sabía, ya lo había visitado más veces y había leído su lema o hábito. Más me asombró, sí, que me hubiera regalado (como a muchos otros y a otras muchas) nueve premios a la vez. Pero lo que realmente me asombró fue su ingenio para dejar constancia en un artículo de extensión normal, no demasiado largo, de ¡cuarenta premios! que él había recibido últimamente (además de responder preguntas y dejarlos luego en libertad por medio mundo y parte del otro).

—Sin poner los logotipos o poniéndolos muy pequeños…

—Frío, frío, mi querido Teo. Ponerlos muy pequeños es lo que yo haré, porque no doy para más, pero él, Luis, es mucho Luis.

—Pues no sé entonces cómo lo hizo.

—¡Haberme acompañado cuando te pedí que me ayudaras a traer lo mío, gandul!

—El cuello, señor José, esta tortícolis mía tan rebelde.

—¿Una tortícolis que desaparece en cuanto aparece Irina a tu izquierda o a tu derecha tan desabrigada como de costumbre?

—Es que Irina, señor José…

—¿Obra milagros pasajeros?

—Obra, obra, y usted lo sabe tan bien como yo.

—Bueno, dejemos a Irina en paz. A ver cómo salgo yo de esta, va a quedarme mal, seguro.

—¡Plagie! Experiencia ya tiene.

—Tampoco es fácil de plagiar lo de Luis.

—¿Tampoco? ¡Menudo viaje me perdí!

—Te jodes. Como a Rogelio no se le ocurra algo… Dónde está.

—Vaciando el vientre.

—¿Con botella o sin botella?

—Con una de La Asturiana, su presencia siempre agrada, casi entera.

—Irina dando clases de chino mandarín, Blanca no sé dónde, el ciego a lo suyo, tú así, tan perjudicado, y yo…

—Solo a la hora de la verdad, como de costumbre.

—Me desconciertas a veces, mi querido Teo. A veces, por un instante, no pareces tan lerdo como eres y eso me desconcierta bastante.

Tiro de frente y ya está.

Estos son los nueve premios:

image

image

image

image

image

image

image

image

image

Diez gracias, ingenioso Luis.

Nueve premios que yo libero y entrego a quienes de algún modo prestan atención a este blog (sin olvidarme de Canela y Miel, alias JM7) y especialmente a:

Literatura, poesía, despertar

Rancho do peregrino

Historias malditas, malditas historias

Diccineario

Un ecléctico

Te miro…me miras…nos miramos

Berkanaluz

Flor Profusa

Zisabelle

Luz de Bohemia

Valeriam Émar

Teatro de los Sueños

El Ático del Alma

Viajes al Fondo del Alsa

La Brújula

Historias tras tu DNI

La lagartija

Epifanía en la Luna

Melbag123

Las Crónicas del Otro Mundo

Biblioteca 62

Estate un rato

 

CONTINUARÉ CON MÁS LIBERTADES, CON UN ETC.4, CUANDO DE NUEVO ESTÉ DONDE EL AÑO PASADO PROMETÍ NO VOLVER (PROMESAS DE HOMBRE… NO TE FÍES, MUJER)