FINGIMIENTOS Y NOBLEZAS

Ni los mosquitos ni las hormigas, con cierto protagonismo en sendos relatos de este blog, practican (que yo sepa) deportes como el balompié (alias fútbol) o el rugby no estadounidense.

Dos deportes con más similitudes que diferencias. Pero con diferencias notables. Entre las diferencias notables: en el balompié no es lícito el contacto violento entre los jugadores, en el rugby sí lo es (o no tendría sentido el juego, que yo sepa).

A mí me gusta más el fútbol (el único deporte donde el pie es fundamental para impulsar el balón, de ahí su éxito mundial, según el fenecido Johan Cruyff) que el rugby, aunque admiro mucho más a los jugadores de rugby que a los de balompié, tan abundantes las noblezas y los corajes de los primeros como los fingimientos y las debilidades de los segundos en el terreno de juego.

Pues en la vida como en el fútbol: muy numerosos los fingimientos y muy escasas las noblezas. Sabido es.

Hasta algunos filósofos lo saben y por ello afirman que el fútbol representa, mejor que cualquier otro deporte, la existencia humana —a nivel individual y colectivo—, de ahí su persistente éxito mundial (que yo sepa, no mencionan a Cruyff, la peculiaridad que Johan indicó cuando aún podía hablar, digna de reflexión y sesudos estudios, o eso tengo para mí: érase un niño con el pie pegado a una pelota).

En sus vidas, ¿fingirán los mosquitos?, ¿fingirán las hormigas?, ¿serán más nobles que nosotros en las nuestras?

¿Amarán?

Rezar no rezan (que yo sepa). ¿No querrán ser más allá del ser físico? ¿No necesitarán salvadores? ¿No tendrán miedo?

rugby-673453_640Mi aplauso, jugadores de rugby

Y, de nuevo, gracias, Pixabay

Anuncios

42 comentarios sobre “FINGIMIENTOS Y NOBLEZAS

  1. Me encanta la canción y el fútbol también. En Puerto Rico, no hay tradición de ninguno de estos deportes. Al fútbol le agarré el gusto cuando me mudé a San Antonio, Tejas porque hay mucho mexicanos aquí y ya sabes… Gooooooooollllllll!!!! El rugby, jamás he visto un partido, pero por la imagen, me parece interesante ver a esos macharranes embarrados en fango. Jajaja!

    Le gusta a 1 persona

      1. Me pregunto como no se rompen los huesos. Me encanta este juego. Has abierto una caja de pandora en mi vida. ¡Qué divertido! ¿Cómo es que no se conoce en América tanto como en Europa? Jajaja

        Le gusta a 1 persona

  2. Qué linda, Aretha!
    Aquí PIM siendo fémina no puede opinar mucho, sólo que amo ambos deportes y me apasiona mirar, ir a las canchas y no perderme detalles, sobre todo con el fútbol (nacionalidad manda, en este caso 😉 )
    Un gran abrazo infinito!
    PD: creo que, muchas veces, las hormigas y los mosquitos son más nobles que nosotros. En el deporte y en la vida.

    Le gusta a 1 persona

  3. Puedo decir poco de este escrito, Me gusta ver Fútbol, pero cuando hacen teatro en pleno partido y los Árbitros no actúan, me enoja!!! Ya es mundial los choques que se dan entre ellos!!!
    Por eso y no esta en tu relato, Yo prefiero el Tennis, Somos familia Tenistas!!! Yo dejé de jugar no hace mucho, luego de una operación de cadera!!! ( y era Buena jajajaja )
    Un abrazo José Angel Y buen Jueves…

    Le gusta a 1 persona

      1. Somos fanáticos de River toda la familia,y ya hemos sufrido bastante este año que pasó… Además en Argentina está todo mal el fútbol .. por eso vamos con el tenis… Un abrazo Amigo!!!

        Le gusta a 1 persona

  4. ¡Hola, José Ángel! Siempre es un placer leerte.

    Cada país tiene su cultura de fútbol. Dicen los árbitros internacionales que no les gusta arbitrar a equipos españoles e italianos, porque además de “leñeros” son fingidores. Cuenta Fernando Torres que le extrañó cuando llegó al Liverpool que ningún delantero quería fingir ni siquiera penalties (estaba muy mal visto). No tan exagerado como en Inglaterra, en Alemania no gustan las tretas latinas; en los demás equipos del norte de Europa, algo parecido.

    Personalmente, no me gusta este teatro: el fútbol es un deporte de contacto físico en el que los jugadores saben hacer entradas contundentes sin hacer daño.

    Lo malo de estos fingimientos es que, además, encienden a la grada provocando violencia verbal.

    Cachis, con lo bonito que es el fútbol…

    Le gusta a 1 persona

    1. Espléndido comentario, sí señor. Espléndido y necesario para puntualizar lo que muy bien apuntas: es un placer para mí ver partidos de la liga inglesa, observar que los inventores del fútbol conservan su esencia, tanto jugadores como espectadores, unas noblezas casi idénticas a las del rugby. Se me había pasado por alto esta y alguna que otra excepción. Conste aquí. Gracias por recordarme lo que no debí olvidar, lo que recuerdo cuando veo tantos “teatros”, ¡a la puñetera calle con esos “actores”!

      Le gusta a 1 persona

  5. El fútbol tiene esa pequeña trampa siempre presente que toma lugar en el momento en que podemos engañar al arbitro y jugar de víctimas. Yo siempre he creído que el fútbol saca lo peor de nosotros, por eso nos encanta tanto. Al rugby, que también me encanta, le falta la pillería del fútbol con la cual todos nos sentimos identificados.

    Me encantó la reflexión, José, y coronarla con Aretha Franklin ha sido un gran acierto.

    Le gusta a 1 persona

  6. Estoy de acuerdo, como no podía ser de otra manera, contigo en casi todo.
    Pero, después de ver algún partido de rugby más de cerca —mi hermano jugó, yo los deportes, de lejos, en el sofá y no mucho porque no me van—, desde luego no todos son nobles:

    Pero la comparación que haces entre «fúrgol» y rugby me parece muy adecuada. Claro que siempre puedes decir que el ciclismo es único en cuanto al esfuerzo individual y el trabajo en equipo, a la veracidad de las caídas, etc. pero al final en todos lados cuecen habas, con lo que, de nuevo, concluimos lo adecuado del símil.

    Y en cuanto a la Gran Aretha, por su puesto ésa es la que más me gusta, pero la bronca que le hecha al marido en la ficción en los Blues Brothers es la leche:

    https://www.google.es/webhp?sourceid=chrome-instant&ion=1&espv=2&ie=UTF-8#q=aretha+franklin+blues+brothers

    Le gusta a 1 persona

      1. Por eso no puedo dejar de darte la razón: El fútbol te hace pensar siempre en esa pareja que no hace más que fingir orgasmos… Todo el mundo lo sabe salvo la víctima.
        El placer es mío, por eso me paso por aquí. Al revés, gracias por hacerme ese tiempo más placentero.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s