LA IMAGEN DEL POEMA

VERSOS Y PROSAS DE ARTISTAS INVITADOS (3)

No hace mucho leí un artículo excelente, Escribir bien importa, que no dudé en compartir a través de las redes sociales (exiguos mis contactos, pero a quien da lo que tiene no debe pedírsele más, creo yo). En el artículo en cuestión, muy recomendable para escritores que quieran serlo de verdad (allá se entiendan antes o después con su don o su maldición, con su pasión o su enfermedad, con sus memorias y sensibilidades y realidades y fantasías, con sus límites creativos), se aborda uno de los males comunicativos de esta época: la tendencia a escribir mal, de cualquier modo, en las redes sociales (también al redactar un simple correo electrónico de mayor o menor importancia), indiferencias o urgencias o faltas de atención cancerígenas no solo para literatos y literatas.

Asunto más complicado es lo de escribir bien sin que se note demasiado, sin forzar el lenguaje, sin alardes, algo así como recordando el consejo que maese Pedro, en el Quijote, tal me pareció en su día (cuando aún no sabía leer con el respeto que merecen ciertos relatos) que le daba a mi segundo apellido: «Llaneza, muchacho, no te encumbres, que toda afectación es mala».

 

Voy con mi artista invitado, con JAVIER LASHERAS, en su Cuaderno tranquilo muestras múltiples de su arte.

Pixabay, WP

Disculpa, poeta, tan prosaico introito, pero dicen de mí, quienes bien me quieren y por ello exageran, que no doy puntada sin hilo (no se fijan, no desean fijarse, en esas dispersiones mías que tú mismo padeciste y padeces). Exageran por lo común, hoy no tanto, que nadie me juzgue antes de que yo descubra el hilo de la desmedida (eso sí) puntada inicial.

Versos me regalaste, Javier, con una condición lógica, elemental en alguien que no se conforma con poco: la de salvaguardar la imagen del poema.

Cito tus propias palabras aclaratorias: Sólo se trata de respetar los márgenes e interlineados así como un tipo de letra que no disuene con los textos literarios en general.

Es decir, Lasheras aún va más allá de la ortografía y la gramática, ansía más, como debe ser: acabado está el creador o recreador que se conforma, que no ansía.

A ver cómo me las arreglo yo para que no disuene lo tuyo, Javier; buena voluntad sí pondré, pero no me conformo con eso, aún no.

 

 

I

OBERTURA

 

¿Cuánto darías por saber
que a una hora y en un lugar
sólo queda la leve ventura
de entregarnos al olvido,

cuánto por no ser hierba de guadaña,
puñal de soberbia o ira de tu vanidad?

Ven, abre los ojos y mira a ese hombre
que se arrima al último abismo,
míralo bien y dime si alguna vez
supiste de él, de su empresa y de su miedo,
pero… espera, ¿qué está haciendo?

No veo bien su mirada ni el traje de su alma:
no sé, quizá no vea nada ni anhele
siquiera ese último deseo del condenado,
pero al menos podría encender un cigarrillo,
dudar un instante, aspirar hondo y contar.
¿Hasta diez dices? Qué más da,
que cuente su infierno pero gane el fuego,
que supure esa herida y grite cuanto deba
para saciar el precio que la vida cuesta.

Y ahora, en qué crees que piensa. Claro,
en qué va a pensar, en su piel ya sin leyes,
en su corazón de granizo, su envite y su renuncia
o tal vez resuene en su cráneo como un disparo de fuego
el nombre de una mujer que bien pudiera ser el tuyo
y así, tú lo sabes, no hay forma de contar.

Mira, ya desciende su espíritu de nieve.
¿Lo has oído? Sí, un golpe seco y veloz
como el recuerdo de los vencidos,
mudo como el grito de un ahogado.

Míralo, ya duerme, descansa
en su humilde sudario de piedras y cantos:
dejemos ahora que los habitantes del mar
velen su alma y su memoria,
que en vida él mismo ya cuidó su cadáver.

En fin, sigamos nuestro camino,
pero dime, ¿de qué estábamos hablando?
¡Ah sí, ahora ya caigo! La vida…
la vida es una herida que no duerme.

 

Poema inicial del libro Fundición, Algaida Editores, 2008

Del mismo poemario:

 

Retablo de los duelos, 1990

 

       No sabía que acabaríamos convirtiendo el lenguaje en un badil de cenizas, ni que el mundo nos fuera a inundar de imágenes obscenas hasta dejarnos ciegos, idolatrando a héroes de juguete, deleitándonos con ejemplar estulticia en la miseria ajena.

       No creí que llegara el día en que viésemos las almas en la plaza a merced de los mercaderes del dinero, ni que fuéramos a despreciar la vida en idéntica proporción al desprecio por la muerte; que las democracias fuesen a solicitar el voto para los aliados de la amnesia y que los huevos de la serpiente anidasen tanto en el útero salvaje del pueblo como en los bolsillos sin fondo de un puñado de hombres tan tranquilos y correctos.

       No, todavía no sabía que el timón de esta historia estaría bajo el mando de unas manos asombrosamente diseñadas para la muerte, ni que todo este terror serviría para que este insomne acabara escribiendo, con un infinito desdén y un esmerado sosiego: «consérvate bueno, consérvate bueno.»

 

Javier Lasheras (Don Benito, Badajoz, 1963) ha publicado, entre otros, los libros Poemas (Premio Asturias Joven de Poesía, 1990), La paz definitiva de la nada de Martín Huarte (IX Premio Feria del Libro de Madrid, 2000) y El amor inútil (2004).

Viena, 2013.© Foto: CM.

Anuncios

53 comentarios sobre “LA IMAGEN DEL POEMA

  1. José Ángel y Javier: ¡qué placer leerlos!
    Cuánto disfruto de estos versos que me elevan de la silla que sostiene mi cuerpo (y he de confesar que no es liviano).
    Escribir todos lo hacemos. Pero hacerlo bien es el desafío, y al talento hay que darle cuerda (aprendizaje, lectura, técnica). Me encanta leer a quienes escriben con todo este combo que provoca cosquillas en mi piel. Ahhh, ¡gracias!
    Abrazos Infinitos para los dos 🙂

    Le gusta a 1 persona

  2. Querido José Ángel y Cía. No sabía yo que en este blog volaban las hostias, se bebía como en el Savoy hasta las tantas y paseaban mujeres fatales, incluso de la farándula, y había asesinos y muertos que resucitaban. ¡Qué decir! Negra es la vida y negras son estas perras que escribimos y nos describen. En todo caso, gracias por el artículo y gracias a quienes lo han leído. Tómate unos chupitos a mi salud. Con este abrazo fuerte de tu amigo, Javier.

    Le gusta a 2 personas

    1. Ni un chupito quedará sin beber, Javier, será buena tu salud; la mía no sé, pero qué importa eso, el espectáculo debe continuar y, mientras de mí dependa, continuará. Mi abrazo y mis gracias por haber elevado con tu colaboración el nivel de calidad de todo esto que no sé muy bien lo que es (pero algo es, que ya es mucho).

      Le gusta a 1 persona

  3. No podría estar más de acuerdo. Escribir bien denota pensar bien. Somos palabras y ellas son el reflejo de lo que somos y sentimos.
    Si quieres escribir, debes intentar hacerlo amorosamente y si no estás dispuesto a ello, mejor no escribas. Aunque quizá las personas que, aparentemente, le quitan importancia a esto es porque no llegan a más y es posible que consideren que quedan mejor al decir que lo desprecian a admitir que no lo saben hacer mejor. Forma y contenido hablan de nosotros.
    En cuanto a los textos, ambos fantásticos. No conocía a este autor, ¡gracias por acercarlo a nosotros!

    Le gusta a 1 persona

    1. Un grandísimo autor, Nona, mi amigo Javier Lasheras. Que no lo conozcas es normal, no presume, y, además, ya se lamenta un personaje de Cela en La Colmena con algo así, cito de memoria: «En este país, a los escritores no nos conoce ni Dios». Los escribidores suelen ser más conocidos, eso sí. Bueno, algo es algo o el que no se consuela es porque no quiere o la esperanza es lo último que se pierde o mal de muchos, consuelo de tontos, no sé si esto último encaja bien aquí, pero como estoy leyéndolo ahora…

      Me gusta

  4. Puedo disentir aunque reconozca l planteamiento. Hace unos días “X” me pidió le corrigiera un poema, cosa que rechazo casi siempre y cuando le envié la respuesta, me devolvieron pero es que la metrica no encaja. Con lo cuál me sublevo. Escribo para comunicar y con ello uso todos los recursos inclusive la ausencia de acentos Ya… pueden dar-me saludos.
    j. a. Ordiz este comentario lo pondré en nuestro grupo de FlemingLAB en Linkedin

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues yo, como Groucho Marx, me opongo a los que se oponen, y pon lo que quieras donde quieras, que yo, fuera de la oficina… Escribe bien, Juan, van a tomar por ignorancia lo que no es, y cuídate, que ya no somos tan jóvenes, ya no estamos para saltos del tigre, hombre de Dios, un misionero bien ejecutado vale de sobra, que se den por satisfechas o que busquen a otro, allá ellas.

      Me gusta

      1. ¿En la variedad está el gusto? Bueno, conste, claro, conste. Yo practico el verso libre, conste también, lo de la métrica siempre me pareció más matemático que poético. «A la métrica, a la métrica», suelen pedir muchos profesores de lengua y literatura al alumnado, como si estuvieran en clase de matemáticas, serán… No te achiques, Juan, hoy nos ayuda mucho lo farmacológico no solo a la hora de quitarse un calcetín.

        Me gusta

      2. Estos filósofos… Bueno, después pienso en lo del alma humana, que a estas horas traigo mucho anís La Asturiana dentro (a ver si tengo más suerte con esta marca, porque los dueños de la anterior no se dieron por aludidos, ya te iré contando). A ver, voy a ensayar: «¡Anís La Asturiana, su presencia siempre agrada!». (Agradar no sé, pero marear, lo que se dice marear, marea lo suyo)

        Me gusta

      3. Yo, de momento, voy a intentarlo con La Asturiana, que me pilla más cerca. Les daré un plazo prudencial. Si no se dan por aludidos los dueños, como los del Sansón, al Mono voy, al Torres 10 o al Chivas 21, ya investigaré qué marca paga mejor en cuestiones publicitarias. Vete tomando notas para el artículo ese, yo las tomo también, pero luego no sé dónde están.

        Me gusta

      4. Tendremos, tendremos, el sábado ya mencionaré, así, como quien no quiere la cosa, la nueva bebida, a la porra el Sansón y esos tacaños de la marca, aunque igual fue porque como dije que sabía a jarabe… ¡Y sí, sabe a jarabe y no beberé más jarabe de ese, yo me quedo con el anís del Mono, digo con el anís de La Asturiana!

        Le gusta a 1 persona

    1. A mí ya me pegó hoy dos veces, canelita, no creo que llegue a mañana, un abrazo te doy ahora por si acaso no puedo darte más. Ah, y a Teo ya le pegó también. Solo faltan por cobrar Irina y Blanca (pero a ellas les tiene miedo y no les pegará). Bueno, mi abrazo y adiós, porque como ese merluzo me vea en su ordenador…

      Le gusta a 1 persona

      1. Ay, Rogelio de mi alma que le pasa al merluzo hoy que esta de un modo muy extraño? No le pega a Irina ni a blanca porque con ellas no puede, tu no te dejes pegar , dile de mi parte que si está cabreado que sede con la cabeza en la pared y se le pasara pronto. Ah, darle un chopito o dos de Sansón o de vodka.
        Un abrazo y si puedes pasar por mi blog y me cuentas como van las cosas con el merluzo de los cj…
        Te deseo suerte querido Rogelio 😛

        Le gusta a 1 persona

      2. Me lo he cargado, canelita, creo que me he cargado a Rogelio. Pero no avises a la poli hasta el viernes (ya estaré lejos, muy lejos, en caso de que se confirme el deceso por imprudencia temeraria). Ya te aviso, si eso, desde la Cochinchina. Como el corazón del ciego no haga lo mismo que el corazón del osito…

        Le gusta a 1 persona

      3. Todavía no te has enterado de las últimas novedades, según leo. A ver, resumo: 1. Creí que me había cargado a Rogelio de un hostiazo de la hostia. 2. Pero no estaba muerto, fue oír la palabra “chupito” y como nuevo. 3. Adelantaré la entrega de premiación, prepara estantes para los trofeos, tres el jueves o el viernes y ocho o nueve días después.

        Le gusta a 1 persona

      4. ¿Quééééé, que te cargaste a Rogelio? No digas eso ni en broma. Po si que estas tu bueno hoy, cuando no pegas matas, joder, joder con el merluzo de los cj. A mi no me hables en tres meses y un dia . No pienses que te voy a llevar bocadillos y Coca-Cola a la calce, de eso nada monada. Aunque te escondas en la cochinchina . Ahora mismo llamo a la poli.

        Le gusta a 1 persona

      5. Menos más que acabo de leer la novedad , uuufff menudo soponcio casi me da. Rogelio no estaba muerto , estaba de parranda y un chupito lo pabilo, eso esta bien.
        Ya estoy haciendo espacio para los trofeos y aunque todavía tengo el susto en el cuerpo respiro hondo y te doy las gracias por los premios que aún no he recibido.
        Un beso y buenas noches. 😛 ::P

        Le gusta a 1 persona

      6. Jjajajajajaj que yo no muerdo , pero si quieres pues quédate en tu casita, pero la mia es más bonita, EA. encima del susto que me has dao te pones cholito, eh?

        Le gusta a 1 persona

      1. ¡Ellas sí me llevarán cerveza y vino a la trena y para el alcohol se van a fijar los guardias con las falditas tan cortas que vestirán! Por cierto, a Rogelio le ha sentado de maravilla la resurrección, cualquier día lo mato otra vez para que resucite de nuevo.

        Le gusta a 1 persona

      2. No te preocupes por la falta de sitio. El sábado por la tarde, o el domingo por la tarde, empezará el traslado de parte de mi blog hacia el tuyo, el mío es muy feo y, además, ya lo tengo muy visto y me aburro aquí. Ya has leído lo del anís… Tienes futuro, canelita, tienes futuro, ¡bien espiado, JM7, ni el mismísimo Bond lo hubiera hecho mejor!

        Le gusta a 1 persona

  5. ¡QUE TE PUEDO ESCRIBIR , SALVO QUE TE QUIERO, AMIGO DEL ALMA 777
    NO SERAN BUENOS DIAS ASÍ QUE CUIDATE Y GRACIAS POR SER COMO SOS.

    Y AL QUE NO LE GUSTE QUE ME VENGA A PREGUNTAR A MI. ( TU SABES, YO SE RECIÉN )

    A MIS AMIGOS/AS NO LOS TOCA NADIE…VER PARA CREER…

    ABRAZOS JOSÉ, AMIGO DEL ALMA

    Le gusta a 1 persona

      1. A quien se le ocurre contratar secretarios borrachines , no me extraña que termines en el manicomio. No sé, no sé , pero intuyo que te ocurre algo y mira que mi intuición nunca se equivoca. Bueno si me necesita aquí estoy, te ofrezco mi hombro y después me lo cuentas. 😛

        Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s