POEMARIO INCENDIADO (5)

En principio, esta será la última vez que mis palabras, acaso necesarias hasta ahora, o no superfluas al menos, contaminen los versos del Poemario incendiado de Mateo García. Aparecerán más creaciones o sentencias poéticas o filosofías morales del mendigo ilustrado al que tanto me hubiera gustado felicitar en persona, pero únicamente las firmará él, como debe ser y tal vez será.

Lo imagino camino de esa imprenta del pasado en busca de la inmortalidad que todos pretendemos al tener hijos de carne y hueso o hijos de papel o hijos ahora electrónicos o sencillamente al plantar un árbol con nuestras propias manos (las mismas que talan o abrasan o arrancan de cuajo o ayudan a la muerte a ejercer su oficio una vez más, como si el nombre final de la existencia necesitase ayuda), precaria semejante inmortalidad pero algo es algo o a falta de pan buenas son tortas. Es probable que cuando recibió el hijo impreso se quedara sin comer, ese día y los siguientes, famélico feliz en todo caso, en paz con las hormonas de la voluntad, similares a las físicas y ambas, en esencia, con idéntico afán.

Sonríe Mateo García, sin rostro pero real, con su hijo en brazos, protegidos los restos de un incendio por sus manos quemadas. Siempre sonreirá, sin tristeza alguna en los ojos, mientras yo pueda sonreír.

La situación actual es un poco de felicidad

y es una bomba que puede explotar.

Unos tiempos de miradas que dan vida,

que también la quitan.

 

Días de síntomas en interiores omitidos,

de sesos ante tanto indecisos,

de ardorosas imágenes traslapadas,

de sentimientos que refulgen o se encanallan.

 

Sincero quien miente

para decir la verdad que le conviene,

ser loco y ocioso

quien tantea en la oscuridad buscando el rostro

de su noche más íntima

mientras los otros

se entregan a la muerte menor

que es el sueño, ese abandono.

 

La situación actual es algo maravilloso

que de pronto encuentras,

que vas perdiendo de pronto.

Anuncios

17 comentarios sobre “POEMARIO INCENDIADO (5)

    1. Antes en minúscula (creo) y ahora en mayúscula (creo). No sé lo que significa. Me quedo con lo de puñetero. Vaya, conectados, sí. Tengo que aprovechar que el ciego está dormido, Melani, ya ves qué desgracia la mía, con tantos hijos famélicos de lectores por ahí además, así que nada de hasta mañana, hasta el mes que viene, andaluza.

      Le gusta a 1 persona

  1. Jjajajajajaja eres la hostia. Pues con tantos hijos y todo lo demás no me extraña que no puedas hacerme una visita. Vamos a ver , yo siempre te escribo desde canela y miel lo que pasa que este internet o wrd anda un poco , bastante loco algunas veces sale por Facebook y o otras por canela y miel , pero tu ni caso a eso , mejor que me visites en canela y miel ya que mi otro blog ( El refugio de mis sueños) lo visito poco , pero si quieres también puedes visitarme allí ya que los comentarios los recibo por correo .

    Con un sencillo beso te digo hasta mañana .

    Pd: Pues déjame pensar a ver si no te entendí mal , eso de la p no lo entendí , a ver donde viste la p , ay cariño mio que mi nombre empieza por la M JAJAJAJAJAJA.
    Nos vemos mañana. :p

    Le gusta a 2 personas

    1. Melani, mujer, no puedo andar de paseo todo el santo día, tengo 11 hijos que mantener y dos más en camino; así que por ellos debo hacerme visible a veces y frecuentar alguno de esos saraos literarios o escribir algo para el mundo del papel; si a eso le añades mis vicios, fumar puros (de los grandes), beber vino tinto (de marca) y estar con mujeres hermosas (no me como una rosca, pero por intentarlo que no quede), entenderás por qué solo te visito de vez en cuando y por qué a otros los visito menos aún, generalmente a horas intempestivas para personas normales (o formales, ellas sabrán).
      Ahora te visito, ahora. ¿Y esa P? No sé lo que significa. ¿Puñetero? O ¿te llamas Patricia, Penélope, Pepa…? Además, ¿dónde te visito? Tienes, que yo sepa, dos blogs y a veces me escribes desde facebook y ahora no sé muy bien desde dónde, youtube, me aparece aquí. Bueno, voy a canelaimiel y que sea lo que Dios quiera (porque eres la alegría de mi blog, que, si no…).

      Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s